Globos, flores, tarjetas y chocolates inundan la CdMx

México, 14 de febrero de 2018 (Notimex).- Globos, flores, muñecos de peluche, tarjetas, chocolates, perfumes, ropa y accesorios en general inundan el sur de la ciudad señal para expresar amor y amistad este Día de San Valentín.

Y qué decir de cafeterías y restaurantes, en donde se hacen filas para compartir con amistades y la pareja un día de fiesta que, por caer en media semana, será más complicado celebrar porque esperan las actividades cotidianas del trabajo y la escuela.

Si alguien celebra con entusiasmo este día son los adolescentes y jóvenes. Eso lo saben los comerciantes, que han llegado a las afueras de la Preparatoria José Vasconcelos número 5 de la UNAM y la 6 de Coyoacán, así como las escuelas particulares como La Salle, la UVM o el Colegio Madrid, entre otros.

Autos y camionetas improvisadas a manera de estantes de regalos, ofrecen globos metálicos multicolores de corazones, medias lunas, soles, Mickey Mouse, con leyendas de “te quiero”, “I love you”, “Eres todo para mi”, y otras, con precios que oscilan de los 60 a los 200 pesos.

Las flores de tela se venden en 40 pesos; pero las naturales como las rosas y los girasoles, se expenden desde 80 pesos hasta el precio que el comprador quiera pagar.

¿Pero qué es lo que hoy celebramos? Cada cabeza es un mundo y tiene su propia forma de pensar. “El amor que siento por mi novia”, dice Antonio Lozada, de la preparatoria 5, quien llega con flores y una carta en la mano para Marilú, y describe el sentimiento: “es una fuerza que nos mueve a todos y le da sentido a la vida”.

Dos muchachas, Norma y Rocío, se ríen mientras llevan en sus manos dos flores rojas cada uno. “Son para nuestros novios, Abraham y Eduardo, los queremos sorprender”.

Vaya sorpresa que seguramente se llevó José Antonio, de La Salle, cuando salga de la escuela y vea su auto tapizado con papeles multicolores autoadheribles con leyendas de amor.

Los niños de primaria, como los del Colegio Continental o Atenea, tuvieron entre sus tareas vestir un huevito y reciclar un tetrapack para convertirlo en un portalápices o maceta, así como un carro, para regalar a sus compañeros. “No soy bueno para las manualidades”, dice Héctor González. “Lo peor fue la carta, porque no sabía qué decir”.

Apenas al despertar, los mensajes de los amigos en Internet ya deseaban un feliz día. Lo mismo que del trabajo que de aquellos con quien se compartió la escuela primaria, secundaria o se tiene un chat por algún motivo.

Qué importa si el amor se vive o se festeja hoy o mañana. “En realidad ahora, como adulta, no salgo a ninguna parte, pues considero que es una cuestión de mercadeo. Comparte un sentimiento de cariño, amor y respeto y a mi gente, a mis semejantes, les regalo un abrazo sincero”, dice Fernanda Martínez, vecina de Vergel, de Coyoacán.

Consuelo, mamá de Helena, de sexto grado de la primaria Atenea dice “Nosotros (mi esposo y yo) no acostumbramos celebrar el Día de San Valentín, pues cualquier otro día me regala flores y llega a casa con un regalo.

“Yo también le doy sobre todo detalles, una nota en la bolsita de su sandwich o un mensaje que diga cuánto lo amo. A mis hijas sí les doy un detallito”.

Reporteros de diferentes fuentes desde temprano empezaron a enviar WhatsApp para felicitar a sus compañeros en este Día de San Valentín.

Compañeros de equipos de natación, futbol americano y de egresados de diversas carreras o de escuela primaria, secundaria, preparatoria y universidad no perdieron la oportunidad de enviarse felicitaciones.

Es el caso de Malena Hofman integrante del equipo de natación de la UNAM envió a sus viejos compañeros “Feliz día Amigos”. Las llamadas redes sociales también sirvieron para acercar a amigos y familiares.

Sobre Calzada de Tlalpan, los llamados hoteles y moteles de “paso” también aprovecharon este día para ofrecer ofertas para aquellas parejas que quieren celebrar íntimamente el “Día de los Novios” y el costo de una habitación se ofrecía entre 250 y 350 pesos.

Add Comment